¿QUÉ LE PUEDO DECIR A USTED?

¿Qué le puedo decir a usted, hombre que posiblemente está en la desesperante monotonía, en la gran soledad; que está en un profundo tedio, donde no llama la atención nada, donde no se escucha ninguna voz, donde nada tiene atracción, nada tiene encanto ni interés, donde nada excita a la curiosidad?

QUE lepuedodecir

 

Si usted se halla en ese estado interior de nubes, de falta de gusto por todo, de desinterés, haga un esfuerzo por hallar el silencio y ponga su oído para escuchar la voz suave y perpetua del Espíritu Santo, la voz de Dios que le dirá a través de Cristo: “Vengan a mi todos los que están cansados y trajinados y yo los haré descansar: Lleven mi yugo sobre ustedes y aprendan de mí que soy manso y humilde de corazón y hallarán descanso para sus almas” (Mt 11, 28-30).

El hombre que esté fatigado, aunque está desconcertado, aunque se halle desilusionado de todo, sin embargo, debe obstinarse en buscar a Cristo, en serio.  Y encontrará descanso. Y experimentará lo que han experimentado muchos: cuán dulce y cuán suave es marchar a oscuras, detrás de Cristo.

¡a oscuras! Cristo, a quien amamos sin haberlo visto, como dice Pedro; en quien creyendo, aunque ahora no lo vemos nos alegramos con gozo inefable y glorioso (cf. 1 Ped 1, 8).

Debemos recordar que a Cristo se le ama sin haberlo visto.  Debemos recordar que en Cristo esperamos sin ninguna seguridad humana ni racional, sino solamente por la esperanza y por la fe.

Que bella la aventura de la fe y de la esperanza.  No vemos y, sin embargo, amamos.  No tenemos racionalmente ninguna afirmación, ninguna seguridad; y, por esperanza divina, creemos y estamos firmes de que nuestra esperanza no será confundida.

No se desconcierte usted, amigo, porque lo rodal el silencio, la soledad, la absoluta oscuridad interior. Ame sin ver nada. Crea sin pruebas; tenga plena seguridad porque, a pesar de todo, le está llegando una voz lejana que tiene la explicación, le está llegando un hilo de luz que viene auténticamente de Dios.

RAFAEL GARCÍA HERREROS, CJM

 

 

Search